Entrada destacada

Síguenos por mail

jueves, 5 de enero de 2017

Mia nos dejó huella

El caso de Mia nos dejó huella. Nos pidieron comunicar porque no dejaba dormir a Ester por las noches, estaba nerviosa y con ansiedad. Su comunicación fue simplemente impresionante...no hay palabras que puedan describir exacto lo que movilizó nuestros corazones. Mia estaba todavía con shock después de un percance pasado que tuvo Ester, su cuidadora. 
Descubrimos que Mia no dejaba dormir a Ester porque ella por un tema de salud debía dormir incorporada más que estirada, sino su salud corría peligro. 
Ester nos confirmó que era cierto, que debía dormir no estirada del todo y entonces vimos que Mia no sabemos cómo pero sabía eso, trataba de alertar a Ester cada noche para que hiciera eso y sufría por ella, por su bienestar. Fue increíble descubrir eso y también el percance por el que aún sufría, con lo que pudimos tratarla con flores para disolver y sanar ese recuerdo de trauma y peligro.
Mia era pequeña de tamaño, pero por dentro era inmensa, su luz, su empeño, su carácter. No olvidamos ni un día su correteo por la pelu huyendo de la bañera y su juego de persecución, como iba corriendo a la mesa de Marga a saludar y aullando cumpleaños feliz con Mar. 
Mia también comunicó sobre bloqueos en Ester muy íntimos y que ella nos verificó que trata de superar. Son cosas que marcan. Pero Mia le decía: sigue adelante, libera eso, vive la vida que quieres vivir y siéntete amada por lo que eres.
Gracias a Mia pudimos conocer a Ester, un ser maravilloso. Ella es generosa y con la mente muy abierta, nos abrió su corazón confiando plenamente.
Ester quería decir que la agradecida soy yo. El hecho que pudiéramos comunicar con Mia es gracias a ti, si tú no nos hubieras abierto esta puerta no hubiera sido posible. Y si la unión que teníais se veía claramente, el saber la conciencia que tenía Mia sobre ti, tu vida y vuestro vínculo, reforzó todavía mucho más la unión.
Te doy gracias por abrirme tu corazón y confiar en mi, por darme la oportunidad de haber conocido a Mia. Ella me hizo una entrega a mi aportándome más confianza y reforzando mi dirección. Porque sin ellos y sin vosotros los responsables yo no estaría en este punto. Soy lo que soy gracias a la entrega que me hacéis y es algo que nunca olvido y espero no hacerlo nunca para recordar quién era y quién soy.
Este verano nos dejó marcando su huella en todos por los que pasó, la generosidad que tuviste en su final Ester es admirable, apartando tus sentimientos y ego para que ella pudiera volar. Estoy plenamente segura que Mia está siguiendo su camino en otro sitio, siguiendo con su evolución y prestando ayuda desde donde está. La muerte es solo un cambio de estado donde todo sigue de distinta manera y aunque se echa de menos el contacto físico, todo permanece. Esta es mi verdad, es en la que sé y creo y es inquebrantable para mi. 
Gracias, gracias, gracias a Mia y Ester.

No hay comentarios:

Publicar un comentario