Entrada destacada

Síguenos por mail

lunes, 16 de enero de 2017

Esperando a Tom

Perdido
Seguimos esperando a Tom.
Desapareció el 5 de Agosto de 2016 en Arenys de Munt, cerca de su casa.
Chari, su responsable, contactó en Noviembre desesperada por si se podía hacer algo con comunicación. 
Toda la família sigue esperando con mucha angustia que aparezca. 
Llega un momento en que ya no se puede hacer más. El vacío que dejan los animales perdidos es inmenso. La angustia, la culpa, la tristeza, la preocuación por su seguridad, su bienestar se apodera de los cuidadores y todos los que tienen unión con ese animal.
Las emociones empiezan a aparecer como sombras y la desesperación y la impotencia no nos deja avanzar. 
¿Qué hacer cuando nuestro animal se pierde y vemos que la situación no avanza?
¿Cómo podemos afrontar esa situación?
Es muy difícil, pero podemos. Dentro de nosotros tenemos la fuerza para afrontar todas las situaciones que la vida nos trae para aprender y las que a veces nosotros mismos creamos con nuestro pensamiento. 
La aceptación, el entendimiento de lo que vienen a hacer los animales por nosotros puede ayudarnos. 
¿Porqué algunos animales aparecen rápidamente, porqué otros tardan muchísimo en volver?¿Porqué otros no aparecen nunca más?
La vida nos pone ante esta situación?o es posible que haya un aprendizaje detrás de todo esto?
Ante estas situaciones, lo mejor es tener la calma para afrontarlo, aceptar lo que está pasando y podemos optar a otras preguntas en lugar de las que solemos hacernos. 
Tendemos a echarnos la culpa de lo que sucede y entramos en un bucle de pensamientos negativos respecto a ese animal y esa situación. 
Tenemos la opción de ser conscientes que ese animal va a recibir la ola de pensamientos que estamos enviando consciente o inconscientemente. Estamos tan preocupados que no dejamos de mirarnos el ombligo y lamentarnos de lo mal que lo estamos pasando. Pues bien, con esta actitud lo único que hacemos es bajar nuestra vibración y enviar negatividad a nuestro amigo, a nosotros mismos, a la situación en si, creando una energía densa que proviene de todos esos pensamientos. 
Sí es verdad que se pasa muy mal, pero podemos dominar, llevar las riendas de esas emociones por el bien de toda la situación. Por ejemplo preguntarnos qué podemos aprender de todo eso que nos ocurre, preguntándonos que nos muestra el vacío que ha dejado la marcha de nuestro amigo. 
Todos, absolutamente todos, estamos preparados para vivir las situaciones que vivimos. La sombra que asoma, solo nos muestra la oportunidad del cambio, el vacío nos muestra que partes de nosotros carecen de salud, de fortaleza. Siendo conscientes de que nuestros pensamientos influyen en todo. Los pensamientos son energía que se convierten luego en emoción, así con nuestros pensamientos podemos llegar a controlar o gestionar nuestras emociones para no perder el equilibrio de nuestro centro, de nuestra fuerza y salud.
Las desapariciones de nuestros amigos siempre traen un aprendizaje para nosotros que puede durar lo que dura la desaparición o puede durar toda nuestra vida. 
¿qué tenemos que soltar, desbloquear o liberar? Querer controlar todas las situaciones de nuestra vida, es dejar que nuestro ego nos controle a nosotros. 
Soltar el ego significa tener desapego, aceptación y significa confiar en la vida y en que hay una fuerza universal que también reside dentro de nosotros. Es una fuerza grande, infinita y es nuestra luz. 
Los animales perdidos nos traen ese aprendizaje. Cerrar círculos de otras experiencias, desapego, confianza, entendimiento, confianza, fuerza, amor sin condiciones...
Ellos tienen alma, conciencia y aunque parezca increíble, todas esas situaciones pueden llegar a formar parte de pactos incluso anteriores a la vida actual,  de otras vidas. También tenemos que aceptar que muchos desaparecen con conciencia y tenemos que respetarlo. Ellos son capaces de tomar sus propias decisiones y a veces no las toman porqué nos hacen una entrega a nosotros. Otras veces quieren darnos este espacio en nuestra vida para que florezcan otras historias que permanecían dormidas, latentes. Ellos nos traen a la conciencia lo que permanecía inconsciente. 
Lo que está claro es que nos dejan un trabajo interior por hacer y a veces por mucho que buscamos y buscamos no aparecen y es como si se los hubiera tragado la tierra.
Buscar desde el amor y la confianza, desde la calma, puede ayudarnos. 
La gratitud es una de las vibraciones más altas que existen. Dando gracias por la situación aunque parezca contradictorio también puede ayudarnos. El agradecimiento cambia las situaciones y nos cambia a nosotros mismos. 
Ver el aprendizaje o al menos preguntarnos qué tenemos que aprender también nos ayudará y recibiremos respuestas y señales. 
Dar gracias a nuestro animal por haber participado en este proceso que vivimos ayudará al menos si no es a encontrarlo, a que llevemos mejor la situación. 
Entender y aceptar que somos mucho más que un cuerpo, somos almas  y somos conciencia y la muerte es solo un cambio de estado, no es un final. 
Aceptar que ese ser ha marchado por el momento de nuestro espacio, de nuestra experiencia es aprender a soltar, a quererle sin condiciones esté donde esté y quién sabe si quizá volverás  a encontrarte junto a él o entenderás que la vida es un ciclo y verás situaciones repetidas que te recordarán ese momento para que vuelvas a tener la oportunidad de llevar fuerza y amor en ese trozo de tu corazón que quedó resentido.
Perdónate por cualquier cosa que haya sucedido y creas que has provocado tú o tu mente hace que creas eso, no te juzgues y vive con libertad sin dejar de creer en la magia de esta experiencia que es tu vida. No estamos solos y dentro de nosotros está la fortaleza para acceder a las soluciones y a la paz de nuestra alma. Quiérete y hónrate. Y esa situación angustiosa cambiará. 
Que sea tu corazón el que lleva las riendas de tu mente, de tu ego. No es una lucha, es una fusión. 
Con todo mi cariño a Chari y família, seguimos esperando y buscando a Tom.
Gracias porque cada historia nos hace revivir nuestra propia historia, porque somos espejos donde todos nos vamos reflejando e indicando que partes aún nos duelen, qué partes no hemos perdonado, qué partes nos atan, nos cortan las alas.
Gracias, gracias, gracias Tom y família, seguimos a la espera...

No hay comentarios:

Publicar un comentario