Entrada destacada

Síguenos por mail

viernes, 2 de junio de 2017

Quico, el gran protector de una niña

Quico, un alma inmensa en este cuerpecito de perro.
Querían comunicar con él para saber sobre sus miedos. Lo que no nos imaginábamos, es lo que iba a comunicar sobre alguien muy especial para él.
"Comunicó que él reflejaba a alguien muy vulnerable.
Comunicó sobre la pérdida de alguien muy querido en la familia.
(Sobre sus miedos dijo:) Que eran sentimientos de desprotección, algo de tristeza por la vulnerabilidad de alguien, una situación de no saber afrontar. Dijo que mostraba y absorbía esto de algún humano.
También sentimientos de alguien de sentirse acorralado, sin salida, sin saber reaccionar.
Dijo que llegó en etapa donde alguien marchó y vino a ayudar en ese vacío.
Dijo que necesitaban superar, para abrir paso a los que se habían marchado.
Sobre su misión, que venía a equilibrar un vacío que quedó. Dijo: Di amor y sanación a alguien concreto, pero intento ayudar a toda la familia. Protejo a una niña.
(Sobre ella dijo, que se sentía diferente, que necesitaba ser escuchada, apoyada.
Dijo que ella se mostraba de una manera, porque no se sentía entendida. Comunicó sobre unas percepciones y capacidades de la niña que ella aún no entiende y se van despertando. Dijo que ella se asustaba y no sabía cómo afrontar eso.
Que necesitaba a la familia en conjunto, expresar emociones que quedaban sin decir.
Dijo: Yo estoy acompañándola, dando amor y protección.
Ella necesita un puente, un vehículo que la ayude a expresar y poder liberar, que la ayude a confiar en ella, a sentirse capaz.
Dijo que la madre, era un puente entre la niña y sus emociones.
Dijo que estaba al lado de la familia y que les quería.
(Toda esta información se confirmó después, incluida la protección que Quico daba a la niña de manera palpable además de a niveles profundos. Gracias a Quico, pudieron entender un poquito más a la niña, nos dio una herramienta para ayudarla. La madre supo el papel que le tocaba hacer y supimos que los miedos de Quico hacían de espejo a esa niña para que la madre se diera cuenta de algo inconsciente en ella.
Una muestra más de los guías que tenemos al lado. Quico ha sido un puente entre la niña y su familia para ayudarla. Eso es lo que son y lo que vienen a hacer, a parte de ser animales y tener vidas de animales, llevan a cabo misiones de ayuda muy importantes.
Gracias Quico por existir y la gran labor de protección con tu querida niña humana.
Gràcies Montse per deixar-nos compartir la historia del Quico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario